inicio
colección de arte argentino contemporáneo
León Ferrari

Amate
1997
Palabras de Jesús escritas en Braille sobre “Juego de manos”, estampa de Utamaro que muestra la técnica de masturbación mokodaijuji: pellizcar el clítoris entre los dedos índice y mayor:
Amarás a tu prójimo como a ti mismo (Mr 12, 31)
50 x 40 cm
Ingresa al Museo en el año 2002. Donación del artista.
Núm. de registro: en trámite.
Núm. de inventario: en trámite.

Homenaje a las víctimas de la tortura
2001   
técnica mixta               
100 x 70 cm
Ingresa al museo en el año 2002. Donación del artista.
Núm. de registro: 2833
Núm. de inventario: en trámite.

Bienaventurados malditos
1998
técnica mixta
103 x 72 cm
Ingresa al museo en el año 2003. Donación de la Fundación Antorchas.
Núm. de registro: en trámite.
Núm. de inventario: en trámite.

León Ferrari nace en Buenos Aires, en 1920.
Estudia Ingeniería en la UBA, y trabaja en esta profesión hasta 1976.
En la década del 50 viaja a Italia por motivos familiares. En Roma, comienza a hacer vasos y esculturas en cerámica en una vieja fábrica de macetas.
Vuelve a Buenos Aires en 1955, y lleva su trabajo a una etapa de exploración con diversos materiales: cerámica, yeso, cemento, madera, arcilla y alambres de acero inoxidable. Estas esculturas son expuestas en la galería Galatea en 1960, y en Van Riel en 1961.
En 1959 produce la primera película de medio metraje “La Primera Fundación de Buenos Aires”, con guión y dirección de Fernando Birri, sobre un cuadro de Oski.
En 1962 inicia una serie de acuarelas y dibujos, que lleva a cabo mediante procedimientos de escritura abstracta. Las resultantes son una serie de dibujos ordenados en renglones, en donde el autor va remedando la escritura tradicional. En este momento, también dibuja sobre tablas de madera tallada y lleva a cabo los primeros libros de artista.
En 1963 desarrolla las primeras obras con connotaciones políticas. De este año es la serie de “Cartas a un general”; un conjunto de dibujos basados en escrituras deformadas que tienden a hacerse incomprensibles. De 1964 es la serie de manuscritos que reúne en el libro “Cuadro Escrito”. Con esta y otras producciones, León Ferrari deja asentado su interés por indagar sobre la relación entre imagen y texto escrito, mediante mecanismos que le permiten reforzar el contenido crítico de sus obras.
A lo largo de esta década, la obra de Ferrari reafirma su perfil en relación al contexto de la época, tanto nacional como internacional. Es así como, desde 1965 hasta 1970, la guerra de Vietman va a ser un tema central de sus trabajos. Entre e1 65 y el 66 compone el collage literario “Palabras ajenas”, en donde hace referencia a esta contienda a través de un paralelo entre Johnson, Hitler y los dioses cristianos. En el Premio Di Tella 1965, presenta cuatro obras que critican la agresión norteamericana a Vietnam. Una de ellas, “La Civilización Occidental y Cristiana”, queda rechazada.
En ese mismo año abandona el arte abstracto. Sólo realiza algunas obras para muestras colectivas de arte político, entre las que se halla el “Homenaje al Vietnam” de l966. Así, pasa a ser uno de los principales promotores de la vanguardia artística que, en el 68, llega a su punto más álgido con la obra colectiva de denuncia “Tucumán Arde”, realizada por artistas de Rosario y de Buenos Aires.
En los años 70, Ferrari continúa participando en algunas muestras colectivas de carácter político. Se integra al Foro por los Derechos Humanos y al Movimiento contra la Represión y la Tortura (1972-1976) y, con el advenimiento de la dictadura militar, deja el país por razones políticas trasladándose a San Pablo (Brasil). Allí retoma la producción de esculturas metálicas y realiza experiencias con diversas técnicas: fotocopia, arte postal, heliografía, microfichas, video-texto, libro de artista, y algunos grabados. En 1979, en el marco de una muestra colectiva de arte lúdico llevada a cabo en el Museo de Arte Moderno de esa ciudad, expone varias obras que originan la participación del público. A raíz de esa experiencia desarrolla un grupo de instrumentos musicales, que luego usa en varios conciertos-performances.
En 1983 participa en la muestra “Arte e Videotexto”, organizada por Julio Plaza en la XVII Bienal de San Pablo. Al año siguiente, retoma el tema religioso con collages e ilustraciones para la Biblia, en los que suma a la iconografía católica, la erótica oriental e imágenes contemporáneas. Con ellos, reflexiona en torno a la conducta de los dioses bíblicos y a las consecuencias contemporáneas de la violencia en las Sagradas Escrituras. De esta época es la serie de obras que materializa con estiércol de aves.
Luego de su exilio en Brasil hasta 1991, continúa en esta línea de trabajo reflexionando sobre el cristianismo, la represión y el poder, con distintos medios, inclusive pasteles, acuarelas y dibujos. También en esta etapa, comienza a hacer sus obras con peces, ranas y axolotes.
En 1994, realiza una serie de trabajos con maniquíes, sobre los que aplica collages de imágenes sagradas y profanas, así como también, manuscritos de textos bíblicos, poemas de Borges, etc.; los cuales son un antecedente de las imágenes trabajadas con braille. Paralelamente, participa en muestras y eventos que denuncian las desapariciones de la dictadura militar. 
En el 97 realiza dos series de “Brailles”: poemas de amor de Borges escritos en braille sobre desnudos de varios fotógrafos, y versículos bíblicos escritos también en braille sobre imágenes religiosas, noticias periodísticas, y publicaciones de la ONU y de la Iglesia sobre derechos humanos, la pobreza, el aborto, etc. A esta serie de obras pertenece Amate, que forma parte de la Colección de arte contemporáneo de Rosario. En este caso, el braille es aplicado sobre una estampa de Utamaro, cuyas características iconográficas ponen en conflicto las connotaciones de la frase inscripta: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. De 1998 es Bienaventurados malditos. Obra con la que retoma las escrituras dibujadas, también cuestionando los postulados cristianos.  
En el año 2000 realiza la muestra “Infiernos e Idolatrías” en el ICI, un alegato contra los suplicios en el más allá que promete el cristianismo.
Al año siguiente, inicia una serie de cajas con flores artificiales, cucarachas de goma y aviones de juguete. Su Homenaje a las víctimas de la tortura pertenece a este grupo de obras, siendo la primera que realiza con flores y cucarachas. El mecanismo de escritura sobre un soporte transparente, que utiliza tanto en este trabajo como en el de 1998 ya mencionado, constituye una referencia clara del grado de desarrollo estético al que llega, cuyos primeros planteos se manifiestan en los dibujos de principios de los 60. En la segunda obra, tanto el formato de caja, como las flores y los bichos empleados obtienen una fuerte carga simbólica, reforzando el destino de significación de la obra, en tanto se trata de un homenaje.
En 2001 Ferrari realiza la muestra “L’Osservatore Romano”, en donde presenta una serie de collages realizados con el diario vaticano. Su trabajo consiste en reemplazar los textos de las páginas del diario con diversas imágenes que ilustran los títulos. Además de estos cuestionamientos constantes a la Iglesia, el terrorismo y la guerra en el ámbito internacional, y el hambre y la corrupción en Argentina, son problemáticas con las que trabaja en forma frecuente en la actualidad.
Participó en las muestras colectivas realizadas en Italia, Argentina, Francia, EEUU, Chile, Brasil, Cuba, España, México, Colombia, Japón, Portugal, Alemania, Canadá, Yugoslavia, Noruega y Puerto Rico.
Obtuvo las siguientes distinciones: Premio de escultura en el “Salão de Arte de Riberão Preto” (Brasil, 1979); Premio de grabado en la IV Bienal Americana de Artes Gráficas (Cali, Colombia, 1981); Mención en la I Bienal de La Habana (1984); Premio de la Asociación de Críticos de San Pablo a la mejor muestra de 1983; Beca Guggenheim (1995); Medalla de las Abuelas de Plaza de Mayo (Buenos Aires, 1997); Premio a la trayectoria de la Asociación de Críticos de Arte y Premio de Pintura en el Salón Belgrano (1998); Premio Costantini (2000); Premio Banco Nación (2001); Premio Konex (Buenos Aires, 1992 y 2002).
Entre sus publicaciones se hallan: “Escrito en el aire” (1964); “Palabras Ajenas” (1966); “Nosotros no sabíamos” (1976); “Hombres” (1984); “Cuadro escrito” (1984); “La Basílica” (1985); “Parahereges” (1986); “Biblia” (1989); “Exégesis” (1993), y “La bondadosa crueldad” (2000).
Se destaca, también, su participación en congresos en el país y en el exterior con diversas ponencias, como parte de la iniciativa de difundir su pensamiento.
Actualmente, vive y trabaja en Buenos Aires.

Bibliografía:
Bony, Oscar, “La eterna pasión por el camino”, Buenos Aires, Página 12, 19 de julio de 1994.
Dátola, Daniel, “Escultor original y maldito”, Buenos Aires, La razón, 4 de junio de 1986.
Ferrari, León, La bondadosa crueldad, Buenos Aires, Editorial Argonauta, 2000.
II Premio Banco de la Nación Argentina a las Artes Visuales 2001, cat. exp., Buenos Aires, Centro Cultural Recoleta, 2001.
Jacoby Roberto, “Las heregías de León Ferrari", Revista Crisis, enero de 1987.
López Anaya, Jorge, “El infierno y otras visiones”, Buenos Aires, La Nación, 28 de mayo de 2000.
Oldemburg, Benegt, “Los collages de León Ferrari”, Buenos Aires, La razón, 18 de enero de 1987.
Pie de obra. X Festival Internacional de poesía, cat. exp., Rosario, MMBAJBC, 14 de septiembre a 14 de octubre de 2002.



 
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- + info:
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
subir subir
 
imprimir imprimir
 
 
| home | colección | archivo | castagnino | SAR |