inicio
colección de arte argentino contemporáneo

Nicolás García Uriburu

Portfolio (manifiesto)
1973
6 serigrafías (núm. 87/ 111)
76,5 x 56,5 cm cada una
Firmadas en el ángulo inferior derecho de cada una.
Ingresa al museo en el año 2003. Donación del artista.
Núm. de registro: en trámite.
Núm. de inventario: en trámite.

Coloration Uriburu, 500 años de Polución
Fechada el 24/10/92
Objeto con 3 botellas (núm. 13, 14 y 15/30)
Firmada en la etiqueta de cada botella.
Medida total de la caja: 46 x 28 cm (18 cm de espesor)
Ingresa al museo en el año 2003. Donación del artista.
Núm. de registro: en trámite
Núm. de inventario: en trámite

Nicolás García Uriburu nace en Buenos Aires, el 24 de diciembre de 1937.
Luego de realizar su primera muestra en la galería Müller, a los 17 años, obtiene el premio Braque, que le permite viajar a Francia, en donde permanece 15 años.
Después de ingresar en el mundo parisino, con pinturas irónicas referidas a la historia de Francia, atractivas para ese público, García Uriburu comienza a desarrollar prácticas artísticas de intervención en la naturaleza. En una primera instancia, el artista rompe con la tradición de la pintura, utilizando modelos de animales y plantas para crear instalaciones. Después, pasa a operar en el espacio natural mismo.
El contexto socio-cultural de París de 1968,  incide en este cambio de medio de expresión, y en la profundización de su actitud crítica con respecto al hombre en el mundo, que ya venía demostrando en su producción pictórica; sobre todo después de su viaje a Perú en 1960.
La primera de las intervenciones es la que realiza en el Gran Canal de Venecia, en 1968, coloreando sus aguas con verde, utilizando fluoresceína (un sodio fluorescente inocuo usado por la Nasa). Este gesto queda grabado en la historia del arte del siglo XX como uno de los actos conceptuales anticipatorios de lo que luego se conoce como land art. Al mismo tiempo, marca el comienzo de una serie de acciones del artista en contra de la contaminación del agua, llevadas a cabo, posteriormente, en ríos de Nueva York, París, Buenos Aires y en fuentes y puertos de todo el mundo.
Trabaja con Joseph Beuys en la VII Documenta de Kassel, y en 1975 obtiene el Primer Premio en la Bienal de Arte Gráfico de Tokio, por las 6 serigrafías que, actualmente, se hallan en la colección pero en la edición núm. 87/111. Son imágenes en las que, bajo la convivencia de texto e imagen, expone un manifiesto en donde deja asentada su postura proyectual con respecto a la ecología y a la posición de Latinoamérica con respecto al mundo. Algunas de las estampas provienen de las fotos de sus coloraciones, en otras utiliza ilustraciones o mapas en donde se manifiesta  irónicamente en torno a las problemáticas planteadas.
Luego de regresar a Argentina y en las dos décadas siguientes, Uriburu sigue indagando en distintas vertientes de producción, inclusive en la pintura, continuando la línea conceptual de sus acciones, con representaciones de especies de animales o vegetales en extinción, mapas de América Latina unida por sus ríos y mapas invertidos.
Coloration Uriburu, 500 años de Polución, forma parte de otro de sus registros de  una coloración realizada en 1992. En ocasión de los 500 años del Descubrimiento de América, decide colorear las aguas de Puerto Madero. En cada botella, el artista guarda el agua como registro de esa acción pública que excede la esfera del arte. En este sentido, en el catálogo de presentación de la Colección Molina, se señala:
“Su arte cumple una función social porque ayuda a repensar nuestra identidad latinoamericana remarcando la presencia de una naturaleza prodigiosa –y amenazada- y alertando sobre las geopolíticas que atentan contra nuestro continente”. (1)
Además de los premios mencionados, obtuvo, entre otras, las siguientes distinciones: Premio Le Franc (París, 1968), Gran Premio Nacional (Buenos Aires, 1968), Primer Premio Otium de Ecología (Buenos Aires, 1993), Premio a la Trayectoria otorgado por el Fondo Nacional de las Artes (Buenos Aires, 2000).
Desde 1954, realizó exposiciones individuales en Buenos Aires, París, México, Amberes, Nueva York, Bruselas, Niza, Maldonado, Colonia, Tokio, Washington, La Habana.
Realizó innumerables intervenciones en distintos espacios naturales del mundo, y participó en exposiciones colectivas en el país y en el exterior.
García Uriburu ha trabajado en obras de denuncia con Greenpeace.
Donó el Museo de Pintura y Escultura Nacional de Maldonado al estado uruguayo. País en el que preside al Grupo Bosque.
En Buenos Aires, en donde actualmente vive y trabaja, diseña y construye la fundación que alberga sus obras y una colección de arte precolombino.

Bibliografía:
Kieffer, Gudiño, Entrevista con García Uriburu, Buenos Aires, Siete días, s.f.
La Memoria del Ciudad, cat. exp., Buenos Aires, Centro Cultural Recoleta, del 12 al 30 de mayo de 1999.
Uriburu. Obra histórica, cat. exp., Buenos Aires, Colección Molina, Centro Cultural Recoleta, 12 de marzo al 20 de abril de 2003.


(1) Uriburu. Obra histórica. Colección Molina, cat. exp., Buenos Aires, Centro Cultural Recoleta, 12 de marzo al 20 de abril de 2003, p. 71.

 

 
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- + info:
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
subir subir
 
imprimir imprimir
 
 
| home | colección | archivo | castagnino | SAR |